Actualmente puedo ofrecerte:





La importancia del orden en su empresa:


Usted puede preguntarse: ¿Que hace un analista de sistemas? Observa su empresa, en detalle. Necesita conocer absolutamente como funciona. La estudia, durante días, durante el tiempo que sea necesario. Abstrae el funcionamiento en partes, realiza modelos, grafos. Medita, viaja entre números, fórmulas, sistemas y encuentra la forma mas eficiente de manejar su actividad, apuntada desde una perspectiva tecnológica. La forma en la cual usted encontrará la velocidad máxima de funcionamiento, pero sin despreciar orden. En un sistema desordenado, es muy dificultoso entender, saber lo que está sucediendo. Es probable que uno no sepa si perdió(o ganó) algo. Con el tiempo uno se da cuenta de la importancia de alinearse con el orden, para crecer, de otra forma, uno puede no saber siquiera si ah crecido.


Erradicar error humano y delegar tareas triviales al computador:


Un computador, siendo una máquina, se comporta de manera recta, siempre. Hace lo mismo, una y otra vez, otorgando siempre el mismo resultado. Un computador no tiene sentimientos, no se cansa, su cualidad de computar rectamente no se ve afectada por nada. El ser humano es diferente. Tiene días "buenos y malos". No es recto, su estado de ánimo fluctúa, afectado por su ambiente. El ser humano se equivoca. Un error, un número extra en un monto ingresado en viejos sistemas de papeles o planillas Excel pueden causar una confusión posterior, dentro de dos meses, cuando se revise el estado de un stock determinado y resulte en disparatados números. Es necesario automatizar TODAS las tareas que pueda realizar un computador, con la consecuencia de reducir al máximo posible el error humano. Todo esto tiene que ver con el orden, y la certeza. La otra consecuencia obvia es el tiempo que se ahorra. Tiempo que puede ser utilizado, por el ser humano para realizar aquellas tareas que un computador NO puede realizar por si solo, y que tal vez, antes, quedaban a un lado, porque no se disponía del tiempo necesario para ocuparse.